Revista

5 Maneras de ir más allá del miedo

Psicología

Autor: Fecha:

5  Maneras de ir más allá del miedo

¿Qué detiene que te muevas hacia delante? El miedo. Esta es una emoción innata del ser humano como forma de sobrevivir ante cualquier eventualidad fuera de su control, gran parte de lo que desconocemos nos causa miedo y así mismo por esta razón las personas evitan exponerse a situaciones dolorosas, embarazosas, o desafiantes, acostumbrándose a estilos de afrontamiento de la realidad, de forma no apropiada; evitando, aplazando, evadiendo, construyendo creencias limitantes para su vida como: “yo no soy tan bueno”, “esto no es lo mío”, “es mejor quedarse en casa”, “ otro día lo intentaré”, constituyendo razones aparentemente válidas para no dar el paso hacia delante, lo cual termina siendo un autoengaño mientras la visión de expectativas de lo que se sueña versus la realidad que se vive, se desfigura lentamente.

Existen varias formas de afrontar el miedo, en este artículo explicaremos 5 maneras efectivas de repensar los temores y miedos.

1. Vive desde la probabilidad y no la certeza

Acostumbrarte a vivir desde la probabilidad y no desde la certeza, esta forma de pensar es una ventaja, puesto que no se da nada por sentado y existe un margen de error en el que todo puede pasar. La probabilidad fomenta tu creatividad para crear planes alternativos y soluciones rápidas en caso tal que lo pensado no salga. Lo interesante de esta estrategia es que te convierte en alguien flexible, manteniendo la mente abierta. Después de sobrepasar la muralla del miedo, te sorprenderás de la cantidad de veces que estarás realizando algo que ni siquiera habías pensado que harías.

2. Evita evitar

A medida que evitas, agravas tu situación. Te conviertes en experto en realizar malabares mentales, carrete de excusas hacia ti y hacia las demás personas con tal de no exponerte, está comprobado que una de las formas más efectivas de dejar el miedo atrás, es enfrentándolo, la persona valiente es un(a) miedoso(a) que ha aceptado el miedo y aprendido a desenvolverse.

El miedo es parecido al viejo juego de pacman, entre más le temes y huyes, más se alimenta.

3. Toma decisiones

El mayor riesgo de decidir es equivocarnos, y, por si fuera poco, este miedo desata otro, y es que los demás nos juzguen, se burlen, no nos reconozcan y por tanto no nos amen. Esto último hace parte de los cuestionamientos fundamentales que todo ser humano se hace constantemente a lo largo de su vida ¿Soy suficientemente bueno?, ¿Soy una persona que seré amada y reconocida? Responderte estas dos preguntas en positivo, te dará un marco de confianza y tranquilidad pues eres tú quien te da el valor, de lo contrario, imagina poner en la decisión de los otros el amor que tu mereces o la suficiencia de tu ser.

Por esta razón, es importante decidir, no habrá nunca una mejor decisión, sino la decisión que te genere mayor bienestar.

4. Círculo de la influencia positiva

Somos un poco de todos nuestros amigos, compañeros de trabajo, familia y gente que nos topamos, tomamos sus hábitos, costumbres, formas de pensar y viceversa, es un proceso de aprendizaje continuo con y desde los otros.

Por esta razón si rodeamos nuestro entorno con personas de influencia positiva, personas tolerantes, que comprenden el punto de vista del otro, visionarios, emprendedores, con buen humor, mantienen conversaciones diferentes, aprenden nuevas cosas siempre, tendremos mayor posibilidad de empezar a copiar lo que nos beneficia y adherirlo a nuestro propio molde.

Pregúntate si tu red social o familia, es capaz de llevarte a un paso más allá en tu propio desarrollo personal, si la respuesta es sí, conservarlos y nutre estas relaciones que de seguro serán de gran utilidad, si la respuesta es no, es necesario revisar con quien eliges o deseas contar dentro de su círculo de influencia.

5. Construye un futuro realista y motivante

El miedo al futuro es normal, nadie sabe que depara el futuro en un mundo donde rápidamente todo cambia, un día cualquiera sucede algo que podría desconcertar tu manera de avanzar, generando que se repiense lo que antes ya se había dado por sentado.

Gran parte del secreto ante este miedo apenas natural, es hacerte las preguntas correctas, la primera de ella es ¿Qué es lo peor que puede pasar? Es una pregunta bastante dura, y a su vez, es una manera de ver tus miedos a la cara, visualizándolos uno por uno, podrás darte cuenta que muchos de ellos no son tan graves como parecen, y ya no dan tanto miedo con el pasar del tiempo. Con aquellos que perduran es necesario decidir qué hacer.

¿Qué pasa si las cosas en tu vida se te dan? Algunas personas anulan sus proyectos inclusive en su espacio mental por miedo a que no ocurran, “no pienso en comprar casa porque no sé si va a pasar” “no pienso en tener familia, no quiero ilusionarme”. Ten en cuenta que un sueño o una meta cumplida es un miedo que ha desvanecido, pensar en tus proyectos y aquello que te gustaría para tu vida te acerca un poco más a ellos que si por el contrario los evitas.

Otra pregunta importante es ¿Qué sucede si las cosas no se te dan? Esta pregunta es clave puesto que si las cosas no se dan como esperaban, repensar tu posición y modo de actuar te servirá para construir un plan de acción pre visualizado lo cual te prepara ante posibles escenarios.

Y, por último, construir un futuro motivante y realista, es aquel que se ejecuta por pequeñas partes, paso a paso, planificando cada momento para alcanzar el gran sueño, por supuesto que, si deseas un proyecto gigante o varios, tendrás que invertir una cantidad gigante de esfuerzo y otros recursos, te sugiero espaciarlo en tareas realizables para lograr el cumplimiento del mismo.


Autor

¿Médico? Inscríbase aquí