Revista

Riesgos de cáncer de mama y de cuello de útero

Cáncer

Autor: Fecha:

Riesgos de cáncer de mama y de cuello de útero

¿Qué tipo de cáncer ginecológico es el más frecuente durante el periodo de la perimenopausia y la menopausia? Hace aproximadamente quince años, había una serie de cánceres típicos en la etapa de la perimenopausia y menopausia, como son el cáncer de útero, el cáncer de endometrio, el cáncer de cuello de útero o el cáncer de mama.

Hoy en día esto ha cambiado, el cáncer de mama, por ejemplo, se da en todas las edades. Nos encontramos con mujeres de 25 y 30 años que padecen esta patología, aunque el grueso de casos se dé sobre todo a los 50, 60 años. Otro tanto podríamos decir del cáncer de cuello de útero, que cada vez es más frecuente en mujeres jóvenes, y esto se debe a la preponderancia de una infección transmitida por las relaciones sexuales, que es la infección del Virus del Papiloma Humano. Algunas cepas de este virus son extremadamente virulentas, favoreciendo la presentación del cáncer de cuello de útero en mujeres cada vez más jóvenes.

Cáncer estrógeno dependiente

¿Cómo se explica la paradoja de cánceres estrógeno dependientes en esta etapa de la vida si los niveles de estrógenos tienden a bajar? Los únicos cánceres ginecológicos que podríamos decir que son estrógeno dependientes (Hormona sexual producida principalmente por la mujer), y no en todos los casos, serían el cáncer de mama, aunque no todos los cánceres de mama son estrógeno dependientes, y en el cáncer de endometrio.

El por qué se presentan en estas edades responde a distintos factores. Muchas mujeres usan determinadas sustancias para transitar en la perimenopausia y postmenopausia que pueden hacer aumentar el nivel de estrógenos. También el tipo de alimentación, hoy en día se consumen más grasas animales. El incremento del consumo de tabaco y de alcohol, son otros factores determinantes que hacen que se presenten con mayor frecuencia este tipo de cánceres en estas edades.

Uso de THS

¿Puede el uso de la THS ser un factor para el desarrollo del cáncer de mama u otros cánceres ginecológicos en este periodo? Está comprobado estadísticamente que a partir del séptimo año del uso de terapéutica hormonal sustitutiva, el riesgo relativo del cáncer de mama en la mujer sin antecedentes familiares que hayan padecido esta patología, aumenta un 1 por ciento anual. Hay mucha polémica en el mundo sobre el uso de la terapia hormonal. La impresión general sobre su uso es que sólo sirve para aliviar los síntomas que acompañan a la menopausia. Pero los convencidos y estudiosos en está área hoy sabemos que sus beneficios sobre pasan los riesgos principalmente en cerebro, prevención de riesgo cardiovascular, prevención de osteoporosis y salud urogenital . Su uso durante la transición menopáusica y los 5 primeros años de la menopausia mejoran la calidad de vida de la mujer, siempre y cuando se realice una adecuada valoración médica y un adecuado seguimiento.

¿Aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama en mujeres que se quedan embarazadas en el periodo de la perimenopausia? Hoy en día la mujer tiende a tener hijos a una edad mayor que hace algunas décadas. En la perimenopausia, una llegada masiva de estrógenos provocada por el embarazo, podría incrementar el riesgo de cáncer de mama, además con la edad, tal y como hemos visto, éste tiende a aumentar.

Nuevos hábitos de vida

¿Cómo se puede previene el cáncer en esta fase de la vida? La mujer que no tiene antecedentes familiares de cáncer de mama, debe acudir a su revisión anual. Si la mujer tiene un riesgo familiar de cáncer de mama, sobre todo en pacientes de primer grado, lo único que está contemplado es comenzar las revisiones previamente a la época de la perimenopausia. Dichas revisiones incluirían la historia clínica, la exploración, la mamografía y la ecografía. Últimamente, también se está postulando el hacer una resonancia magnética a la mama, aunque esto todavía no está estandarizado. Para la prevención del resto de cánceres ginecológicos, la recomendación es que la mujer acuda a sus revisiones anuales, su citología, su ecografía, etc.

¿Qué hábitos de vida recomendaría a la mujer durante este periodo? Mi recomendación personal es que la mujer salga a caminar a buen ritmo al menos una hora diaria, con ello ayudará a que el calcio que tome en la alimentación, por acción de la radiación ultravioleta del Sol y de la vitamina D, se fije mejor en los huesos. Si esto lo combina con una dieta sana, mediterránea, y evita el consumo de tabaco y de alcohol, tendrá las mejores garantías de llegar a una edad avanzada sin grandes problemas.


Autor

¿Médico? Inscríbase aquí