Revista

¿Cómo puedo lidear con la soledad?

Psicología

Autor: Fecha:

¿Cómo puedo lidear con la soledad?

Hoy en día, es común escuchar expresiones tanto en jóvenes como en adultos sobre la sensación de sentirse solos, por esto algunos prefieren siempre estar en búsqueda de experiencias novedosas, rodeados de personas, trabajar hasta altas horas, entre otros mecanismos para hacerle frente a esta sensación de vacío y soledad.

¿A qué se debe esta sensación? No existe una razón exacta para determinar el porque nos sentimos solos en algún periodo de nuestras vidas, o momentos del día, lo que si es cierto es que la soledad para cada uno tiene un significado diferente, algunos intentan cubrir el sentimiento emprendiendo una búsqueda de pareja, otros se refugian en los amigos, otros en el trabajo, algunos otros en los hijos, en alguna afición particular, y en un sentido más destructivo, se lleva todas las situaciones hasta el abuso de ellas cruzando los propios límites. “Por no quedarme solo, hacia cosas que ni yo mismo deseaba “Y en parte nuestro contexto sociocultural ha agregado ciertos esquemas positivos o temores sobre la soledad en sí misma, el hecho de estar solo puede verse desde dos puntos de vista polarizados como “raro (a)” “pobrecito (a)” “está pasándola mal” y por el otro lado “que interesante” “que autónomo (a)” “que aventurero(a)”

Lo curioso de todo esto, es que si bien para algunos todo lo anterior funciona combatir la soledad, otros consideran que incluso estando rodeados de gente que los quiere o atiborrados de actividades hasta el tope, no logran escaparse del todo de esta sensación y es aquí desde la perspectiva psicológica, en el cual vale la pena repensar ¿Qué pasaría si me quedo un poco más en la soledad? Es decir dejar de huir, y atreverse a experimentarla nos podría brindar respuestas sobre cuáles son los motivos, razones, o miedos que nos hacen espantarla de nuestras vidas tan pronto como identificamos que se avecina y como nos sentimos al respecto a medida que la vamos dejando entrar en nuestras vidas.


Autor

¿Médico? Inscríbase aquí