Revista

Decir hola a una persona que se ha ido

Psicología

Autor: Fecha:

Decir hola a una persona que se ha ido

Son muchas las personas que se encuentran atravesando un proceso de duelo debido a la pérdida de una relación o una persona que ha fallecido, específicamente comentan que no saben cómo recuperar sus vidas y como parar el dolor que cada vez es más intenso debido a la ausencia de esta persona significativa , en psicología lo denominamos duelo crónico, puesto a que a pesar de las intervenciones psicoterapeutas, grupo de ayudas, redes familiares algunas personas se sienten al pasar del tiempo atascadas en este proceso que cada vez es más intenso y de forma constante.

De esta manera, las personas sienten que su mundo acabo con la persona que se ha ido, experimentando un vacío profundo, depresión y falta de motivación ante las cosas y en caso de separaciones las personas suelen pensar que aquel que se ha ido es una mala persona por todo el daño que causo, así no hay posibilidades de poder surgir y salir adelante hasta que puedan darle un adecuado adiós; pues bien desde la terapia sistémica familiar, enfoque el cual trabajo se ha construido desde la corriente narrativa una alternativa poderosa para poder aliviar este dolor profundo y permitir a las personas continuar con un ritmo de vida saludable, reencontrándose a sí mismos sin dejar atrás a esta persona.

¿Cómo puedo olvidar teniendo que recordar? Las personas usualmente se les ha dicho que deben abandonar todo lo relativo a esta persona ausente, botar regalos, cartas, ropa entre otros objetos personales hasta dejar de hablar del mismo tema repetitivamente con el fin de no hacerse más daño.

“Es momento de pasar la página, hemos tenido esta conversación varias veces y sabes que no te hace bien”

Y lo que se le pide a esta persona es precisamente algo que aparentemente se le ha salido de las manos, pues aunque haya pasado varios meses o años hace parte de ellos y no hablar del tema sería como quitarles gran parte de lo que actualmente las define como personas, por esta razón, se propone como alternativa decirle Hola! ¡A esta persona ausente En vez de decirle Adiós!, con el fin de reinvindicar su relación con el ser amado y perdido.

Invitar a las personas a evocar experiencias positivas del pasado relacionadas con la persona perdida revive experiencias afectivas y emotivas de gran significado para la persona que consulta, dándole la capacidad de reinventar nuevas alternativas y posicionarse así misma desde un ángulo diferente. Le permite conservar todo aquello positivo que vivió y que de muchas maneras impactó e genero alta influencia en la persona y su forma de ser, actuar, pensar desplegando posibilidades de resurgir a partir de estas vivencias recordando el efecto o los logros que genero la persona ausente en la persona afligida en el tiempo que compartieron.

Sin embargo, es importante aclarar que para llegar a este paso, se ha de experimentar una serie de facetas de duelo previas las cuales no tienen un tiempo ni orden determinado porque cada ser humano trae su propia historia y su propio dolor, lo que es claro es que se hace necesario dejar atrás, perdonar, aceptar, llorar, y expresar todas las emociones que el proceso trae consigo para poder avanzar a un proceso de sanación posterior y poder descubrirse a sí misma como una persona con una historia de vida distinta a la que siempre se ha experimentado y contado así misma.


Autor

¿Médico? Inscríbase aquí