Revista

Rinoplastia Masculina: Conservando la Identidad

Rinoplastia

Autor: Fecha:

Rinoplastia Masculina: Conservando la Identidad

Esta es una de las cirugías más solicitadas por los hombres. No obstante, uno de sus principales temores a la hora de operarse la nariz, es la feminización de sus facciones. Y con toda razón, porque para modificar una nariz masculina, hay que tener en cuenta sus características de género: un dorso más ancho y la punta nasal más bulbosa, así como la piel más gruesa, compatibles con el rostro varonil, más cuadrado y con rasgos más pronunciados, que en las mujeres.

Lo que el hombre desea al operarse, es un cambio sutil que no afecte su identidad o su aspecto viril, al quitar la giba o morro excesivo, aligerar el grosor de la punta o disminuir la abertura de las fosas nasales. También es importante preservar o mejorar la función respiratoria. El retiro excesivo de los tejidos, puede dar como resultado una nariz corta o muy respingada, que contrastaría negativamente en la cara de un hombre (no olvidar al rey del pop).

Los descendientes Afro-Amerindios de nuestro medio, tienen dentro de sus rasgos nasales típicos, una nariz poco proyectada o achatada, que puede mejorar con un aumento nasal a base de tejidos propios como hueso, cartílago o con implantes moldeables de Medpor®.

La cirugía dura de 1 a 3 horas dependiendo de la complejidad de cada caso. La recuperación generalmente es rápida, sin dolor y con poca incapacidad laboral. No siempre se requieren “tapones”, pero sí una inmovilización externa con férula por pocos días. Desde la primera curación es posible apreciar un resultado preliminar, sin embargo, la forma real de la nariz se apreciará varios meses después.

Si Ud. ya está cercano a los 18 años, totalmente desarrollado, física y psicológicamente saludable y es realista en sus expectativas, entonces podrá ser un buen candidato para esta cirugía. Pero quien deposita en el resultado, la solución de relaciones afectivas o quien se opera por deseo de terceros (especialmente si son adolescentes), jamás estará conforme ni con la nariz más hermosa. Si Ud. es adulto mayor, recuerde que la nariz cae con los años y uno de los pilares del Rejuvenecimiento Facial es la Rinoplastia. Ante todo debe existir un equilibrio entre lo que Ud. desea y las posibilidades que su cirujano plástico le ofrezca, con el fin de preservar su naturalidad y autenticidad, sin olvidar su identidad racial.


Autor

¿Médico? Inscríbase aquí