Revista

Estado de ánimo en el embarazo

Ginecólogo

Autor: Fecha:

Estado de ánimo en el embarazo

Cuando una mujer confirma que está embarazada, hasta que da a luz a su hijo e incluso algunos meses después del nacimiento de su bebé, puede pasar por diferentes estados de ánimo: alegría, tristeza, ansiedad, confusión, miedo y depresión. Estos sentimientos pueden ser normales en muchos casos, pero, cuando estos se incrementan alterando severamente el estado de ánimo de la mujer, es necesario visitar al especialista.

El estado de ánimo equilibrado de la madre durante el embarazo es muy importante ya que influye en el desarrollo del bebé, de hecho, las gestantes que sufren problemas de depresión y ansiedad tienen una mayor probabilidad de tener hijos con bajo peso al nacer, los cuales son más susceptibles de desarrollar enfermedades.

El feto está conectado con la madre y por tanto recibe las sustancias que se producen en el organismo materno como consecuencia de estos cambios emocionales. Aunque no hay evidencias científicas de que el estado anímico afecte de una manera clara al bebé, se conoce que de alguna manera el bebé percibe todo aquello que ocurre en la madre durante el embarazo.

Dentro del útero el bebé necesita sentirse querido y deseado y si percibe pensamientos positivos, será una persona extrovertida, con gran autoestima y confianza en sí mismo. Una mamá sin estrés ni ansiedad, feliz, con una vida saludable, sin cambios emocionales tendrá un bebé sano y tranquilo cargado de valores positivos. Especialmente a partir del quinto mes, todo lo que suceda en la embarazada, sus emociones, sus sentimientos y en general su estado de ánimo, afectará al bebé incluso después del nacimiento. Por ello, es muy importante evitar los cambios de humor y mantener el estado anímico saludable no solo durante los nueve meses del embarazo sino también en el parto.

Las causas

Si sientes que tus emociones te están dominando, es necesario que consultes con tus seres queridos, y si notas un avance negativo en estas emociones, consulta con tu ginecólogo que él te dará la solución adecuada para este problema. Contar tus temores podrá ser de gran ayuda para superarlos.
Durante el embarazo se produce una liberación hormonal más fuerte de lo habitual y las hormonas afectan a los niveles de neurotransmisores. Estos son los “mensajeros” de tu cerebro, encargados de regular el estado de ánimo:

  • El estrógeno es un neuro estimulante por tanto su exceso puede causar tensión y ansiedad.
  • La progesterona por el contrario tiene un efecto relajante por lo que un exceso en sus niveles puede causar bajones del estado de ánimo como la depresión.

A esto puedes sumarle factores de riesgo, algunos genéticos y otros circunstanciales:

  • La fatiga que conlleva el embarazo puede también hacerte sentir decaída.
  • Si tienes tendencia a condiciones como el desorden bipolar, depresión o desórdenes de ansiedad, o si en tu familia existen casos de estas condiciones.
  • Si has padecido antes desorden bipolar, el embarazo te hace dos veces más propensa a tener otro episodio y siete veces más susceptible a requerir hospitalización.
  • Si padeces síndrome premenstrual, es muy posible que también tengas los síntomas sean más severos y drásticos en tu estado de ánimo durante el embarazo.

Cuales son los cambios mes a mes

Durante el primer trimestre del embarazo, muchas mujeres pueden sufrir cambios de humor repentinos, ansiedad, sentimientos de euforia y tristeza, entre otros. También, con los cambios físicos típicos del embarazo como las náuseas matutinas y los vómitos, gastritis, distensión abdominal, muchas embarazadas suelen sentirse tristes y desesperadas.

Durante el segundo trimestre, la salud emocional de la mujer embarazada suele mejorar. Se encuentra más positiva y animada por la llegada del nuevo bebé, y por eso los sentimientos de angustia y depresión tienden a desaparecer.

Pero, para el final de la gestación, el miedo al parto y a la llegada del bebé puede llevar a que los sentimientos negativos de la mujer reaparezcan.

Para lograr que todos estos sentimientos disminuyan y se asimilen de la manera correcta, es recomendable que tanto la mujer como su pareja tomen un curso sicoprofiláctico para que ambos puedan disfrutar de esta hermosa etapa sin tantas complicaciones. Este curso les ayudará a disminuir temores, ansiedades y aclarar dudas importantes, sobre todo si se trata del primer embarazo que la pareja experimenta.

Cada mujer y cada embarazo son únicos y por eso se puede vivir de mil maneras diferentes y todas correctas. Lo importante es ser muy concientes de la etapa que estás viviendo, cuidarse adecuadamente, asistir a los controles prenatales con disciplina y, sobre todo, mostrarle todo el amor que le tienes a ese hijo que está próximo a nacer.

¿Qué hago?

Tu estado de ánimo y problemas emocionales pueden afectar la salud de tu bebé, aumentar el riesgo de un parto prematuro o convertirse en depresión posparto.

Para combatirlos, intenta:

  • Aliméntate bien y busca comidas que incluyan carbohidratos complejos y proteínas, que suelen ayudar a mantener tu ánimo alto.
  • El descenso en tus niveles de azúcar también puede decaer tu estado de ánimo. Mantén refrigerios en tu cartera y come cada vez que sientas un cambio en tus emociones.
  • Descansa y respira, en especial cuando te sientas abrumada por las responsabilidades de la maternidad. Piensa en los momentos bonitos que tendrás con tu bebé.
  • Duerme suficiente
  • Mantente activa – el ejercicio en el embarazo ayuda a levantar el ánimo de forma natural. Además, en tanto no te sea contraindicado por tu médico, se recomienda que las embarazadas realicen una actividad aeróbica de intensidad moderada por 150 minutos a la semana.
  • Habla con tu pareja y solicita ayuda, ya sea de tu grupo de apoyo cercano o un profesional.
  • Vive el presente : Disfruta cada etapa de tu embarazo conforme transcurra, no pienses en cosas que te generen ansiedad.
  • Infórmate: Una futura madre informada es una madre preparada, tendrá mucho más seguridad y tranquilidad, que una que no lo hace. Lee y estudia sobre el embarazo, bebés, alimentación, cuidados, etcétera.
  • Habla con otras mujeres que ya son madres: Escoge bien con quien lo haces, de preferencia que sean mujeres de tu confianza, pues recuerda que algunas personas solo buscan impresionarte y tal vez quedes más asustada.
  • Ve al día con tus chequeos médicos: Al no perderte ningún chequeo sabrás que todo marcha normal en tu embarazo, eso te dará paz y te sentirás feliz.

Recuerda que tu hijo capta todas tus emociones, por eso debes de tratar de estar lo más estable posible en lo emocional, para que crezca sano y feliz. El embarazo es, sin duda, uno de los momentos que más impactan la vida de una mujer. Al nacer el bebé sabrás que cada momento vivido ¡ha valido la pena!


Autor

¿Médico? Inscríbase aquí