Revista

Sexo en el embarazo

Ginecólogo

Autor: Fecha:

Sexo en el embarazo

¿Está bien tener relaciones sexuales cuando está embarazada?

Para la gran mayoría de las mujeres, el sexo no induce riesgos durante el embarazo. Si usted tiene preguntas sobre el sexo durante el embarazo, es muy importante hablar con su profesional de la salud.

Orientaciones importantes a tener en cuenta sobre el sexo en el embarazo:

Si su embarazo transcurre normal se puede tener relaciones sexuales. Se les aconseja usar posiciones que sean seguras y cómodas durante todo el embarazo. Las relaciones sexuales no hacen daño a su bebé. El líquido amniótico del útero ayuda a proteger a su bebé durante las relaciones sexuales. Si actualmente se tienen complicaciones del embarazo o si las ha tenido en el pasado, tal vez no sea conveniente tener relaciones sexuales durante el embarazo. Importante consultarle al especialista si durante o después de tener relaciones sexuales, tiene sangrado intenso, dolores abdominales fuertes o pérdida de líquido amniótico, llame a su médico o vaya a una sala de emergencia.

Cuando se contraindica tener relaciones sexuales durante el embarazo?

Si tiene alguna de estas complicaciones, hable con su profesional de la salud para ver si puede tener relaciones sexuales:

  • Tiene un embarazo múltiples (gemelos, trillizos o más)
  • Tuvo un aborto espontáneo previamente o tiene riesgo de tener un aborto espontáneo en este embarazo. El aborto espontáneo sucede cuando se expulsa un bebe vivo o muerto antes de las 20 semanas de embarazo.
  • Antecedentes de bebe prematuro , es decir nacimiento antes de las 37 semanas de embarazo o contracciones fuertes antes de los nueve meses de gestación.
  • Antecedentes de tener un cuello uterino incompetente. Es decir que se abre muy temprano en el embarazo y puede causar alto riesgo de parto prematuro.
  • El embarazo presenta placenta previa. Esto sucede cuando la placenta se ha desarrollado muy abajo del útero y puede cubrir todo el cuello uterino. Cuando esto sucede puede causar sangrado abundante y pone en riesgo de un parto prematuro y otras complicaciones en el embarazo.

¿Cómo mantener relaciones sexuales durante el embarazo?

Si se tiene un embarazo sin complicaciones, las relaciones sexuales no deberían perjudicarte ni a ti ni a tu bebé. El bebé está rodeado de líquido amniótico y protegido por tu útero y una capa de músculos. Además, el tapón mucoso sella el cuello de la matriz durante elembarazo y te protege contra infecciones.

¿Cómo puede influir el embarazo su vida sexual?

Durante todo el embarazo, puede cambiar su interés en el sexo y su deseo sexual. Los niveles hormonales que aumentan o disminuyen y otros cambios en su cuerpo pueden afectarle el deseo sexual. Estos son algunos cambios comunes en el deseo sexual que puede experimentarse durante el embarazo:

Primer trimestre. Los niveles hormonales cambiantes a principios del embarazo y los cambios en su figura tal vez la hagan sentir sexy. Pero esos cambios también pueden dar lugar a malestares del embarazo que quizás le hagan perder el interés en el sexo.

Segundo trimestre. Es posible que se sienta mejor durante el segundo trimestre. Tal vez hayan desaparecido los malestares del primer trimestre y pueda controlarlos mejor en el segundo trimestre. Su abdomen está creciendo pero todavía es pequeño como para tener relaciones sexuales cómodamente. Las mujeres embarazadas tienen un acumulo mayor de sangre hacia la pelvis , esto pudiera ayudar que esa circulación extra de sangre le permita tener un orgasmo con mayor facilidad . El orgasmo es la sensación intensa de placer que producen las relaciones sexuales. Al tener un orgasmo, es posible que sienta contracciones alrededor de la vagina.

Tercer trimestre. Hacia el final del embarazo, tal vez no sienta tanto interés por el sexo. A medida que se le agranda el abdomen, quizás le resulten incómodas algunas posiciones sexuales. También puede sentir menos interés en el sexo porque su atención esta dirigida a la preparación al parto y la expectativa del la llegada del bebé. Es normal sentir esas emociones. Usted y su pareja igualmente pueden demostrarse afecto e intimidad aunque usted no desee tener relaciones sexuales.

¿ Que posiciones son las recomendadas durante el acto sexual en la embarazada?

No existe la posición ideal, todo depende de la actitud de la pareja al disfrute de la sexualidad durante esta etapa. Es posible que las posiciones sexuales que eran cómodas antes del embarazo y a principios de éste le resulten incómodas o incluso sean peligrosas en las etapas más avanzadas del embarazo. Podremos sugerirles por ejemplo que intente en cambio estas posiciones:

  • La mujer arriba. Esta posición le permite controlar cuán rápido, lento y cómoda desea estar durante las relaciones sexuales.
  • Posición de la cuchara. Recuéstese de costado con su pareja en la misma posición detrás de usted. Esta posición ayuda a disminuir la cantidad de presión que se ejerce sobre su abdomen.
  • Mujer en cuatro. Esta posición sobre manos y rodillas funciona mejor durante el primer y el segundo trimestres porque reduce la presión sobre su abdomen. A medida que se le agranda el abdomen, quizás esta posición le resulte incómoda.

¿ De que otras maneras puedo vivir la intimidad con mi pareja?

No es necesario tener coito sexual para demostrarle afecto a su pareja. Usted puede tener momentos de intimidad al:

  • Acariciarse, abrazarse
  • Besarse
  • Masajearse. Es cuando usted y su pareja se frotan suavemente el cuerpo.
  • Masturbación mutual. Es cuando usted y su pareja se tocan para alcanzar el orgasmo.
  • Sexo oral

Para mantener la conexión con su pareja, hable de sus necesidades de manera abierta y afectiva. Déjese guiar por el goce y la comodidad.

¿Cuándo puedo retomar mi vida sexual después del nacimiento?

Es mejor esperar hasta después de las 6 semanas después del nacimiento retomar la vida sexual. Y es importante que antes de iniciarla se haga un control médico donde se le orienten adecuadamente lo relacionado a la anticoncepción segura y eficaz durante el puerperio y adecuada para la lactancia . Hable con el profesional de la salud sobre el anticonceptivo adecuado para usted. Aun después de que su cuerpo se haya recuperado, estos cambios comunes pueden afectar su vida sexual: Puede sentir sequedad en la vagina por los cambios hormonales, en especial si está lactando. Se recomiendan lubricantes vaginales e intente distintas posiciones hasta encontrar la más cómoda . Tal vez no sienta tanto placer durante el coito sexual porque los músculos vaginales pueden estar débiles después del parto. Este problema suele desaparecer con el tiempo. Para fortalecer los músculos vaginales, haga ejercicios Kegel. Contraiga los músculos que usa para detener la salida de orina y sosténgalos durante 10 segundos. Hágalo de 10 a 20 veces seguidas al menos tres veces por día. Quizás su deseo sexual no sea tan intenso como de costumbre. Eso es normal, así que no se preocupe. Hay muchas razones por las que siente menos interés en el sexo, como sentirse muy cansada o estresada por el cuidado del bebé. O tal vez le preocupe que el coito sexual le resultará incómodo o doloroso. Para aumentar su deseo sexual, acérquese a su pareja en otros momentos que no sea en la cama. Si no tiene deseos de tener relaciones sexuales, intente otras formas de intimidad con su pareja.


Autor

¿Médico? Inscríbase aquí